Miénteme y te regalo mi corazón

por palabrasinaudibles

Miénteme una vez más.

Hazme olvidar que llegaría el momento de decir adiós. Dibújame una caricatura mundial del minuto final y llévame hasta el infierno para traerme de vuelta mientras escapamos del laberinto de las ilusiones y se desploman las estrellas del cielo.

Teletransportémonos a la cima más alta del mundo cuando llegue el momento de besar las lágrimas del adiós en el susurro de un suspiro tan ligero como el aire que nos rodea y nos contamina con su silencio.

Cuando me mientas por última vez recuérdame que en el vacío habremos creado un mundo perfecto, ilusorio y jodidamente rompedor. Paralelo a la realidad que nos obliga a ser demasiado normales y pesado. Más de lo que podemos soportar.

En el recorrido desde el infierno prométeme que no seremos trashumantes derrotados. No me prometas un paraíso contemplativo. Solamente te pido una mentira que me permita despedirme sin mirar atrás. A un pasado que no es más que el reflejo de la vida que ya marchó.

Cuando hayamos escalado la cumbre inalcanzable prométeme que no te tirarás conmigo al vacío, que me dejarás caer y volverás a volar en la tierra que pudo conmigo y me encadenó sin remedio a un destino que no elegí.

Te interrumpiré cuando me mientas y te contaré que nunca me dieron opción. Te diré que nunca conseguí brillar con luz propia y que la culpa fue solo mía. No era lo bastante fuerte. Y te pediré, tal vez incluso suplicaré, que no dejes que las cadenas te aten a un suelo tan lleno de fango como el nuestro.

Miénteme y llévame al infierno porque solamente después será cuando conseguiré sentir el frío de la nieve en mi piel.

Y cuéntame la historia más bonita del mundo mientras besas mis lágrimas invisibles y me despido de un corazón que dejo junto a ti.

 

 

Anuncios