Viva la guerra

Por nuestras mentes, nuestras locuras y nuestras desmentiras: viva la guerra.

Viva la guerra de las mentiras rotas que se han convertido en verdades, a veces, algo espinosas. Por las cuales intentamos definir una realidad, a veces, un tanto bizarra.

Viva la guerra de nuestros corazones rotos. Esa guerra que nos hace continuar adelante tras una verdad espinosa y dolorosa que superamos día a día junto a ciertas sonrisas. 

Viva nuestra guerra paranoide, esa que nos hace reír descontroladamente para llevarnos hasta las lágrimas cuando una de esas sonrisas especiales nos arrancan un pedacito del dolor que podamos sentir.

Viva la guerra que libramos a diario, esa que nos empuja a luchar contra nuestros fantasmas y demonios. La que nos hace levantarnos y ver el Sol cada día para continuar junto a nuestras medias verdades, medias locuras y medias mentiras convertidas en realidades a veces no tan espinosas.

Viva la guerra de nuestro espíritu, en esencia bueno y a veces contaminado y cuya cura es cada uno de vosotros cuando sonreís.

Anuncios