Es una desastrosa tormenta de ideas

Extraigo mi sustancia, la disecciono y después la analizo para recomponerla pieza por pieza. Es mi rutina diaria y me permite rumiar tal o cuál cosa a la par que los días vuelan escapando a mi control mientras recorro la textura de su calidez.

Exprimo mis entrañas, escurro tus ideas y después las combino en una tormenta de ideas un poco desastrosas que nos hará reír a ambos. 

Nos levantamos día tras día, con más o menos ganas, dibujamos una corazonada en nuestra imaginación y así se nos va la vida con apenas tiempo para suspirar.

Y te recuerdo que no somos tan pequeños, que el mundo está a nuestros pies y que la mala suerte es de quien la busca. Y te digo que la vida puede ser maravillosa aunque a veces no nos demos cuenta.

Que los días como hoy no son más que el principio de una historia que resumo infinita, plagada de pequeñas dosis de inspiración sumadas a nuestra desastrosa tormenta de ideas.

Anuncios